Belmar Hotel - Monteverde

Belmar Hotel - Monteverde

Acerca: 

El Hotel Belmar fue fundado en 1985 por Pedro Belmar y su esposa Vera Zeledón, quienes instalaron en Monteverde después de una década de estancia en Austria. Los chalets del Tirol inspiraron su visión para el Hotel Belmar, un estilo que persiste hasta nuestros días.

Hotel Belmar fue uno de los pioneros del turismo en Monteverde. Siendo el segundo hotel que se fundó en la zona, ha visto la ciudad transformarse de una sociedad de agricultura de subsistencia a un próspero destino de ecoturismo moderno. El Hotel Belmar fue clave en esta transformación, ofreciendo un nuevo tipo de empleo que permitió movilidad social y educación con sostenibilidad. A lo largo de su existencia, Hotel Belmar ha moldeado la vida de muchos y ocupa un lugar especial en la memoria colectiva de los residentes de Monteverde.

Desde el uso de las energías renovables hasta su filosofía "de la granja a la mesa" con la búsqueda  de ingredientes locales y participación en iniciativas sociales, el Hotel Belmar se erige sobre altos estándares éticos. Uno de los pocos hoteles en Costa Rica que obtuvo el codiciado nivel 5 para la sostenibilidad, el compromiso del Hotel Belmar con el medio ambiente y la comunidad local ha sido firme por más de 30 años.

Localización: 

La comunidad de montaña de Monteverde puede accederse fácilmente desde la costa del Pacífico o desde la vertiente Caribe del país, al conducir por la ruta alrededor del Lago Arenal o tomando uno de los barcos que realizan el escénico cruce.

La zona es rica en reservas forestales, entremezclada con una comunidad próspera y una amplia gama de actividades educativas y de turismo de aventura. Hotel Belmar está situado en medio de todo esto, tanto físicamente como a través de su participación en la vida de la comunidad local.

Dos tercios de la propiedad de 3.5 hectáreas del Hotel Belmar, consta de bosque nuboso prístino, incluyendo un arroyo, una cascada y un estanque de agua dulce. Hogar de muchas especies en peligro de extinción, el bosque ha sido incluido en la Red Nacional de Conservación Privada. También es parte del Corredor Biológico Bellbird, una red de áreas boscosas que conecta los bosques de tierras bajas con el bosque nuboso templado.

Los dos chalets del hotel están rodeados de jardines con exuberantes plantas nativas, una hortaliza de  verduras y hierbas y un tranquilo lago de cisnes con terraza. Inmerso en el bosque nuboso, pero con magníficas vistas del océano Pacífico, el Hotel Belmar ocupa una ubicación verdaderamente privilegiada.

Detrás del hotel se encuentra el escarpado sendero Cerro Amigos, que conduce a la división continental, desde donde, en días despejados puede verse el Océano Pacífico, el Volcán Arenal y algunas veces, destellos del Atlántico.

Restaurante: 

El alegre Restaurante Celajes del Hotel Belmar, posee  espléndidos balcones con vistas al Océano Pacífico, ofrece platos de clase mundial, creados por el chef y servidos por su amable y acogedor personal. Abierto para el desayuno, el almuerzo y cena, Celajes también ofrece servicio a la habitación desde el mediodía hasta las 9:00 p.m.

Las opciones de comidas personalizadas incluyen el desayuno servido en la cama o, si usted está tomando una excursión de un día, puede optar por pedir una canasta de picnic del menú del almuerzo e incluye vino, bebidas y postre. Por la noche, las cenas privadas pueden ser reservadas y servidas en la terraza de la habitación, con platos preparados a su gusto, vino o champán y  propio mesero, para atender todas sus necesidades.

Hotel Belmar está bien equipado para ayudarle a relajarse y desconectarse después de un día de aventura en el bosque. Una amplia gama de servicios profesionales de spa se ofrecen en la sala de spa o en ciertas habitaciones; O dese un chapuzón en el escénico jacuzzi, rodeado de vegetación en un gazebo con paredes de cristal justo debajo del hotel principal.

El hotel además cuenta con un nuevo estudio de yoga, con vistas a un jardín de inspiración zen-budista, que ofrece clases regulares de yoga, clases privadas y espacio para la práctica individual.

El Hotel Belmar realiza periódicamente exposiciones de arte, talleres de danza y otras actividades recreativas en el estudio, manteniendo su dinámica relación con la comunidad.

Comida & Bebida: 

El Restaurante Celajes del hotel utiliza solamente los mejores ingredientes locales, muchos de los cuales se cultivan en la propiedad del hotel o en la granja ecológica de la familia Belmar. El estilo de su oferta culinaria va desde la interpretación de platos costarricenses tradicionales, hasta recetas originales que reflejan el ambiente natural de la zona de Monteverde.

Los desayunos de cortesía del hotel Belmar incluyen mermeladas caseras, granola, pan dulce y salado, yogur, jugo de naranja recién exprimido y frutas locales, invariablemente acompañados por una sesión de observación de aves en el balcón del restaurante. Si prefiere una comida caliente, puede optar por panqueques, o el típico gallo pinto costarricense, que se sirve con huevos orgánicos, queso fresco y omelets  hechas a la orden.

Además de una selección de vinos y licores de la más alta calidad, el Celajes Lounge Bar incluye cervezas artesanales elaboradas en el lugar, así como cócteles artesanales creados a partir de ingredientes orgánicos de temporada, muchos de los cuales provienen directamente del jardín. Tico Time, la versión del Hotel Belmar de “happy hour”, cuenta con un surtido de bocas     (tapas) con bebidas seleccionadas, y otras bebidas especiales.Además, el Hotel Belmar se esfuerza por ofrecer una experiencia excepcional de la región cafetalera en la que estamos. Todo el café utilizado en el Hotel Belmar es orgánicamente cultivado en Madre Tierra, la finca familiar, a sólo veinte minutos del hotel. También ofrecemos servicio de café en la habitación, café para la compra y muchas oportunidades de tours del café en la región.

En el Chalet, el Juice Bar & Tea Room ofrece una variedad de jugos naturales recién exprimidos y batidos preparados con los mejores ingredientes orgánicos y súper alimentos, así como mezclas caseras de té hechas con flores y especias de nuestro jardín.

Actividades: 

La guía naturalista profesional del hotel está a su disposición para guiarlo en una excursión de historia natural y observación de aves a través de hermosos senderos de bosques primarios. O pruebe la caminata nocturna para experimentar la sinfonía de los sonidos que emanan del bosque en la noche, y dése la oportunidad de ver perezosos, armadillos, zarigüeyas, murciélagos, serpientes y ranas cuando están más activos.El hotel también ofrece regularmente visitas  de cortesía a su programa de sostenibilidad, para aprender sobre el el sistema de compostaje, biodigestor, jardín de plantas nativas y la Certificación para el Turismo Sostenible de Costa Rica.

Si está interesado en saber de dónde proviene su comida, tome el Tour del invernadero para aprender sobre el método de jardinería bio-intensiva utilizado en el invernadero del hotel y explorar las frutas, verduras y hierbas orgánicas que se cultivan para el restaurante.

AventurasEn las cercanías parques naturales y  de aventura ofrecen una variedad de actividades, incluyendo tours de canopy sobre las copas de los árboles. Rapel por las cascadas de una finca local o reserve un Paseo a caballo nocturno. Si lo que busca es  “ziplining”, Hotel Belmar le aconsejará sobre los mejores tours, que incluyen los columpios de Tarzán, cables de Superman y el salto bungee más alto en América Central.

NaturalezaDesde la mundialmente famosa Reserva del Bosque Nuboso de Monteverde, el Bosque Eterno de los Niños y la Reserva Santa Elena administrada por la comunidad, hasta áreas protegidas más pequeñas, la zona ofrece una gran cantidad de senderos naturales y visitas guiadas. Para ver los animales de cerca, elija entre una multitud de jardines de mariposas, casas de insectos, jardines de colibríes y exhibición de reptiles y anfibios.

CulturaLa zona de Monteverde, cuya economía estuvo hasta hace poco basada exclusivamente en la agricultura, ofrece muchos tours de realizados por familias locales como elaboración artesanal de azúcar, cosecha de café y horticultura tradicional.

Montar una carreta de bueyes de Costa Rica, y ver cómo se procesa la caña de azúcar, aprender sobre la historia del café o buscar recuerdos en la cooperativa de mujeres que producen localmente artesanías.

Habitaciones: 

El Hotel Belmar posee 22 habitaciones hermosamente decoradas, con enormes ventanales que ofrecen impresionantes vistas del bosque antiguo y el Océano Pacífico, mientras que los balcones con baldosas, finas sábanas de algodón y muebles de madera brindan un confort sólido.

Aparte de las habitaciones Peninsula Rooms, que ofrecen dos camas tamaño Queen, la mayoría de nuestras  habitaciones son románticas e ideales para parejas y  luna de miel. Peninsula y Península Superior Rooms están disponibles en el hotel principal  con vista al Golfo de Nicoya.

Our hotels info: 
El hotel Belmar fue fundado en 1985 por Pedro Belmar y su esposa Vera Zeledón, quienes llegaron a Monteverde después de una década de estancia en Austria.

Hotels webform

Hotels webform

Solicitud de Reservación

¡Solicita tu estancia en este hotel HOY MISMO!

CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.